Un nuevo esquema para el éxito en los negocios: lean startup

July 15, 2018

 

Vivimos una nueva era, a la que algunos denominan "cuarta revolución industrial", otros la "era exponencial", "industria 4.0", "industria inteligente..." que puede referirse sólo a la nueva manera de organizar los medios productivos, o bien a todo un entorno global que se caracteriza no tanto por los cambios que se están produciendo, sino -y aquí está la gran novedad- por la velocidad a la que se están produciendo.

 

El detonante de esta revolución es el desarrollo de la tecnología, pero en paralelo, el desarrollo de las comunicaciones, de los hábitos sociales, movimientos sociopolíticos, nos está colocando en un nuevo escenario en permanente evolución, tanto como ciudadanos, como usuarios de bienes y servicios, como trabajadores.Sólo debemos de comentar las revoluciones tecnológicas que se están implantando en el mundo de la energía (desarrollo de energías limpias y posibilidades de obtención de recursos de forma mucho más barata en poco tiempo), comunicaciones (aérea, teléfonos móviles, internet), impresión en tres dimensiones, inteligencia artificial, avances en salud y sanidad... la población tiende a vivir más años, las ciudades se transforman para evitar contaminación y optimizar desplazamientos, irrumpen los coches y bicicletas eléctricas, podemos trabajar desde cualquier lugar conectados con la oficina o con todo el mundo, se usan criptomonedas, las tendencias pasan de un continente a otro en muy poco tiempo, etc, etc.

 

A estas alturas, debemos de tener claro que el modelo de trabajo tradicional ha cambiado para siempre, muchos puestos de trabajo desaparecen por obsolescencia, y que las empresas deben adaptarse a este escenario para sobrevivir. Nueve de cada diez empresas que estaban en funcionamiento a mediados del siglo XX, ya no existen.Por contra, tenemos ejemplos de muchas empresas "jóvenes" que están las más altas posiciones mundiales por tamaño y rentabilidad. Y la mayoría de estas empresas se basan en la tecnología y "algo más" para experimentar esos crecimientos y esos beneficios. Facebook, Apple, Amazon, AliBaba, AirBNB, Uber, Booking, ya forman parte de nuestra vida cotidiana, y han conseguido, en muchos casos, el paradigma ideal para una compañía: que sus usuarios (clientes) sean operarios, comerciales, prescriptores, a la vez que consumidores.

 

No es el objeto de esta publicación analizar desde un punto de vista filosófico, ético, político o histórico las consecuencias de estos cambios. Sólo constatamos que están ahí, y o nos adaptamos, o estamos fuera.En la gestión de las empresas, es preciso un cambio de mentalidad radical. El sistema tradicional de definición de estrategias, de planes de negocio, de gestión por presupuestos, no sirve. Es obsoleto. Está basado en datos históricos o estadísticos, o en experiencias previas, que no son compatibles con proyectos nuevos cuya propuesta de valor se basa precisamente en eso, en la innovación, en el factor diferencial.

 

Es por ello que nace Lean startup, una metodología para desarrollar negocios y productos. Eric Ries comenzó describiendo sus principios, y a partir de ahi se está desarrollando toda una teoría científica de gestión empresarial cuya complejidad se basa en premisas muy sencillas, pero importantes.Lean startup se inspira en los sistemas Lean manufacturing implantados por Toyota (producción "ajustada", "limpia") y aunque no vamos a resumirla aquí, sus principios tratan de generar el máximo valor con los mínimos recursos necesarios, eliminando los desperdicios. Esta frase, parece sencilla de pronunciar y entender, pero por miles de empresas vemos desperdicios elementales de tiempo, recursos y con ello, de dinero, por todos los lados, a pesar de que sus directivos se afanan en reducir costes y aumentar ingresos por sistemas "tradicionales".Pero, en mi opinión, Lean startup es un sistema de trabajo que simplifica Lean manufacturing, y lo optimiza para la aplicación en cualquier tipo de nuevo proyecto empresarial que quiera tener éxito en el mundo de hoy. Considero que hay varios de sus principios que son maravillosos para la generación de valor, y para avanzar rápido al menor coste posible.

 

  1. El primero es constatar que una startup, o un nuevo proyecto, se va a mover en entorno de gran incertidumbre, y eso es en si mismo una fuente de "problemas", pero también la base del éxito: si no hubiese innovación no habría incertidumbre.

  2. El segundo, es que se va a aplicar un sistema que usaron los científicos para los grandes descubrimientos: experimentación, error y aprendizaje, que aquí vamos a llamar circuito de crear-medir-aprender.

  3. El tercero, es asumir que el error forma parte del sistema, del aprendizaje, del éxito. Pero asumiendo eso, vamos a controlar el error, vamos a generar experimentos con la menor inversión posible, pero con la máxima capacidad posible de obtener conclusiones válidas.

  4. El cuarto, que no vamos a considerar casi nada apriorísticamente, excepto la idea emprendedora. El mercado valora nuestro producto. Esto quiere decir que nadie en la empresa, en el grupo de trabajo, va a imponer ideas por sabiduría o experiencia, quien va a validar nuestras propuestas, más concretamente nuestras propuestas de valor, van a ser sus consumidores. Nada más y nada menos.

  5. El quinto, que no hay decisiones subjetivas. No nos fiamos de opiniones, de comentarios, o de explicaciones. Vamos al grano, a comprobar si hay alguien dispuesto a pagar por nuestra propuesta de valor, cuánto, quienes, y cuántos son. Si no es así, modificaremos nuestra propuesta, o la cambiaremos ("pivotando") por otra más adaptada a lo que pueda estar dispuesto a comprar el mercado.

  6. El sexto, es que lean es consciente de que el valor se genera a través de las personas, y debemos de contemplar los factores que hacen que las personas rindan con la mayor eficiencia trabajando en equipo. Un lean exitoso precisa equipos eficientes, y para ello, hay que tener en cuenta múltiples aspectos que rodean la vida de las personas para que puedan generar verdadero valor.

  7. Y el séptimo, de la propuesta de valor, con aprendizaje validado, mediante un método científico que elimine la subjetividad, valoraremos la creación de un modelo de negocio. No basta que un producto o servicio sea válido, también es necesario que pueda sustentar, en sí mismo o con otros productos y servicios, un modelo de negocio viable.

Habría muchísimo más que decir para exponer lo que los principios lean nos pueden dar para reconducir nuestro negocio o crear uno nuevo, como la gestión del presupuesto, etapas de aplicación, metodología, fijación de índices, errores fáciles y fatales que se pueden cometer, etc, pero lo que es verdaderamente importante destacar es que sin la aplicación de métodos lean va a ser muy difícil para una organización conseguir su supervivencia en este nuevo entorno que es la era exponencial.

Please reload

Featured Posts

El Método Intema Gestión

April 26, 2019

1/2
Please reload

Recent Posts
Please reload

Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic

© 2014 by Roberto Alonso

  • Facebook - Gris Círculo
  • LinkedIn - Gris Círculo
  • Instagram - Gris Círculo
  • Twitter - Gris Círculo

Roberto Alonso

Gestor empresarial y comercial.

 

 

info@alonsomanager.com

Teléfono 607 958182