• Interim Manager Roberto Alonso

Las claves de la productividad


Para ser PRODUCTIVO debemos de organizar nuestro tiempo, y aprovecharlo razonablemente. ¡El descanso también es importante!

Se trata de cambiar el trabajo duro por el trabajo inteligente. ¡Tu puedes!




  1. SOLO SE VIVE UNA VEZ.

No merece la pena vivir sin ser el dueño de nuestras vidas, de nuestras decisiones. En lo profesional y en lo personal, tenemos que tomar el control. Y tenemos que estar abiertos al cambio, y a salir de nuestra “área de confort”.





2. HAZTE UN DIAGNOSTICO

  • ENCUENTRA EL PROBLEMA. Analízate y que te analicen: muchas veces vemos bien la paja en el ojo ajeno, pero no la viga en el propio. Si no conseguimos lo que queremos, algo estamos haciendo mal.

  • CONÓCETE A TI MISMO. Nadie es perfecto, tenemos fortalezas y debilidades. Conocerlas es esencial para sacar lo mejor de nosotros mismos y trasladarlo a los demás. Tienes que conocer tus ciclos (¿eres de mañana o de tarde?)

  • FOCALIZA. Con el 20% de nuestro tiempo podemos obtener el 80% de nuestros resultados.


3. FIJA TU OBJETIVO: PLANIFICA Y PRIORIZA

  • SI PUEDES. Tanto si crees que puedes, como si crees que no puedes, en ambos casos tienes razón.

  • PLANIFICA. Haz algo que te apasione, pero siendo realista. No todos podemos ser cantantes de ópera, por mucho que nos guste. Pero dedicar la vida a algo que odiamos, no es el mejor camino para ser feliz o progresar.

  • NO POSTERGUES. Lo que tengas que hacer, hazlo ya. No dejes para mañana lo que es prioritario, que normalmente es lo que menos te gusta hacer.

  • PRIORIZA. Muchas veces lo urgente no es lo importante. NO TE DISPERSES

  • DIVIDE EN ETAPAS ALCANZABLES. Si tu objetivo es muy ambicioso, divídelo en trozos.

  • DISCIPLINA. Nada podemos conseguir sin disciplina y entrenamiento. La excelencia no busca excusas: o rindes, o no rindes.

  • ORDEN. Una planificación adecuada de actividades aprovecha el tiempo, ahorra dinero (billetes de avión) y evita distorsiones no productivas. Organiza tu vida en función de tus objetivos. Este orden exige que gestionemos adecuadamente nuestro CALENDARIO, que marcará tus actuaciones, en función de tus prioridades; nuestra AGENDA estará al servicio de tus prioridades mensuales y semanales, y el ORDEN DEL DIA nos sirve para planificar con antelación lo que haremos cada día.

  • ESPACIOS DE TRABAJO ordenados, limpios, diáfanos y agradables.

  • ELIMINA EL PAPEL.

  • NO PIERDAS EL TIEMPO. No hay tiempo para todo, pero sí para lo importante.

  • WHATS APP. Es el mayor ladrón del tiempo que existe. Cuando se trabaja, no se usa.

  • TELÉFONO. Mal usado, es el peor enemigo. Utilizado con inteligencia, es un aliado.

  • INTERRUPCIONES. Visitas inesperadas, despachos abiertos… las interrupciones son el peor virus para la productividad.

  • REUNIONES. Tratar de evitar las improductivas. Planificarlas. Prepararlas. Poner hora de inicio y fin. Levantar acta.

  • TELEVISIÓN. Pérdida de tiempo no productiva.

  • TOMA NOTAS. Lleva siempre papel y bolígrafo. Olvidamos la mitad de lo que nos dicen.

  1. PREPÁRATE PARA CONTROLAR TU VIDA. La productividad se consigue controlando nuestras decisiones, enfocando nuestras acciones hacia nuestros objetivos, pero también cuidando nuestra mente y cuerpo.

  • ANTICIPA LOS IMPREVISTOS. Estemos preparados, al menos, para lo que es seguro que va a pasar. Y si es posible, también para lo que es altamente probable que ocurra.

  • REDUCE EL ESTRÉS Y EL CANSANCIO. Tenemos que aprender a descansar de verdad, saber desconectar el móvil, relajar la mente antes de dormir, hacer ejercicio físico o pasar un mínimo de tiempo con la familia y/o amigos. Saber delegar, tener un hobby, y tener consciencia de que no podemos agobiarnos excesivamente por los problemas que vamos a tener que gestionar.

  • FORMATE. Usa los medios por tu cuenta, lee, busca vídeos e información en internet. Asiste a seminarios. Si quieres ser un experto en un tema, tendrás que formarte para serlo.

  • BUSCA COLABORACIÓN. Asociaciones, redes de networking. Necesitamos cooperar para sobrevivir.

  • APROVECHA LA TECNOLOGÍA. Ordenadores, programas, móviles… si usamos con inteligencia la tecnología, puede ayudarnos mucho a aprovechar el tiempo.

  • DESARROLLA TU CREATIVIDAD. Todos tenemos capacidades creativas, tratemos de potenciarlas, y usemos técnicas para desarrollarlas.

  • APRENDE A COMUNICAR Y A NEGOCIAR. El buen comunicador usa la DIPLOMACIA, sabe ESCUCHAR, e interactúa con los demás interlocutores. Necesitas ARGUMENTOS: son la munición de tus armas.

  • ELIMINA EL CANSANCIO. Cuidar la alimentación, la salud, evitar tóxicos, hacer deporte, dormir las horas suficientes, son hábitos esenciales para ser productivo. El ejercicio da bienestar, elimina estrés, ayuda a reflexionar y a descansar.

  • PREPÁRATE PARA LAS CRISIS. Vamos a tener 2 ó 3 crisis al año: fallos técnicos, fallos de equipo, siniestros, accidentes… preparémonos con antelación para lo que puede venir, y reaccionaremos antes para encontrar soluciones.

  • CAMBIA EL TRABAJO DURO POR EL TRABAJO INTELIGENTE